BASTI - LIMPIEZA DE INTESTINOS Y COLON

Es una práctica de limpieza de intestinos y colon. La teoría yóguica dice que las enfermedades se originan en los intestinos y no en el estómago. Los alimentos que comemos descienden desde el estómago a los intestinos por absorción. En el recorrido, de un intestino a otro, algunas de las partículas de comida digerida permanecen adheridas en los pliegues de los intestinos.

Cuando estos residuos empiezan a descomponerse emiten ácidos y mal olor; la descomposición de estas partículas producen toxinas que causan enfermedades. Por lo tanto, se deben tomar cuidados especiales para limpiar los intestinos y permitir una correcta absorción de los alimentos frescos sin la contaminación de los alimentos tóxicos adheridos a los intestinos.

Con este propósito los yoguis han puesto en práctica dos métodos. Uno es un enema natural llamado BASTI, el cual se puede hacer con agua o aire.

En esta técnica, el agua o el aire es succionada dentro del ano usando la contracción de los músculos del esfínter anal. El agua o el aire se retiene dentro por un corto espacio de tiempo lo que crea una fuerza de evacuación, permitiendo que fluyan hacia el exterior.

Esta práctica es efectiva para la limpieza del intestino grueso, especialmente cuando los excrementos son duros y secos.

Se puede llevar a cabo sentándose en un recipiente lleno de agua. Si la práctica se hace en condiciones impuras puede ser perjudicial, en lugar de limpiar y purificar.

Otro método, es la práctica de SHANKHAPRAKSHALANA para la limpieza del intestino delgado y grueso al mismo tiempo.
Puede ser practicado por todo el mundo, teniendo en cuenta, únicamente unas normas muy simples de climatización y restricciones dietéticas que deben ser seguidas después de la práctica.

Esta práctica tiene dos variantes; una es LAGHOO "forma abreviada" en la cual se toman seis vasos de agua salina, bebidos de dos en dos, seguidos de cinco asanas las cuales movilizan los intestinos y permite que el agua pase a través de ellos.
La segunda variante se llama POORNA "forma completa" en la cual se beben 16 o más vasos de agua. Este agua salina invade todo el sistema creando presión y limpiando enérgicamente todas las partículas acumuladas en los intestinos.

Este proceso también limpia toda la mucosidad de los intestinos haciendo muy sensible el aparato digestivo e incrementando la sensibilidad mental.

Los efectos de estas prácticas, estimulan el sistema nervioso, regulando la función digestiva, eliminando las toxinas y sensibilizando los nadis que vinculan a cada chakra entre si.

El estado físico de purificación ayuda a reorganizar el flujo del prana en el cuerpo y el aumento de sensibilidad en la mente. El cuerpo se siente ligero como si estuviera flotando y sin signos de pesadez.

Sin embargo, muchas personas se encuentran físicamente cansadas después de llevar a cabo esta práctica ya que aún hay muchísima energía dentro de ellos.







  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir