Viparita Karani - Postura del Gesto Invertido

Viparita significa inversión. Karani, acción, gesto. Asana: postura; Postura del gesto invertido.

Técnica
Tumbados sobre la espalda, piernas estiradas, pies juntos, brazos extendidos a lo largo de los costados y las palmas de las manos apoyadas contra el suelo. La zona posterior del cuello estirada y el mentón recogido cerca de la garganta. La zona lumbar bien apoyada en el suelo.

Inspirar elevando las piernas, nalgas y la región inferior de la espalda con la fuerza de la cintura y empujando con las manos contra el suelo, de forma que las piernas asciendan inclinándose ligeramente hacia la cabeza; doblar los codos y colocar las manos en las caderas, en forma de cuenco; dejar que el peso del tronco descanse sobre los codos, hombros y manos. Elevar las piernas hasta que estén verticales. El tronco ha quedar formando un ángulo de cuarenta y cinco grados con respecto al suelo y la barbilla separada del pecho. Ajustar lo mejor posible la postura,
Para deshacer la postura, espirar y dejar caer ligeramente las piernas hacia la cabeza, apoyar las manos en el suelo y descender lentamente, vértebra a vértebra, hasta que el tronco y las piernas descansen en el suelo. relajar las tensiones y permanece en completa inmovilidad. Mantener los ojos cerrados, pero si resulta incómodo, puedes dejarlos abiertos

Nota
En los primeros intentos, la posición de las manos puede resultar incómoda, gradúalas hasta encontrar la forma adecuada de sujetar las caderas sin sentir incomodidad en manos o codos.

Beneficios
Intensifica el riego sanguíneo del cerebro y estimula todas las funciones mentales; descongestiona las piernas y vísceras abdominales procurando una gran sensación de alivio y descanso por el cambio de la circulación; disminuye y elimina los temores y ansiedades; equilibra el funcionamiento de las glándulas tiroides y mejora el metabolismo.

A este respecto los textos yóguicos afirman que para conseguir todos sus beneficios hay que permanecer en viparita karani de dos a tres horas por día.

  • En una secuencia de asanas realiza viparita karani asana preferentemente al principio o al final de la sesión
Plano energético
En esta postura se realiza un poderoso intercambio de energía entre manipura y visuddhi chakra, estimulando su actividad. Reintegra el néctar (amrit) a los centros superiores del cerebro. Retrasa los procesos catabólicos del cuerpo, preservando la juventud y la vitalidad hasta edades muy avanzadas.

Contraindicaciones
No deben practicar esta postura las personas que padezcan tensión alta, afecciones serias de corazón, tiroides inflamadas, infecciones bucales, anginas, otitis y enfermedades renales.

Respiración
Abdominales, lentas y profundas pero sin forzarlas, aumentando el número de respiraciones gradualmente.

Duración
El tiempo de permanencia se aumentará progresivamente y con relación a cómo responda el cuerpo a la postura. Cuando viparita karani se realiza dentro de una secuencia de asanas, de tres a cinco minutos será suficiente.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir