Utthan Prishthasana - Postura del Lagarto

Técnica
Tumbados boca abajo, estiramos los brazos por delante de la cabeza llevando cada mano a sujetar el brazo contrario por encima del codo; vamos introduciendo los antebrazos, incorporando el pecho, hasta colocarlos en el suelo a la altura del diafragma; la espalda toma curvatura y los pies y piernas permanecen juntas; apoyándonos en las rodillas, incorporamos las caderas y sin mover los antebrazos, rodillas ni pies, llevamos la cabeza por el interior de los brazos hasta que la frente toque el suelo. Más intenso es apoyar la barbilla en el suelo.
En la posición final, desde los dedos de los pies a las rodillas están en contacto con el suelo, desde las rodillas a las nalgas en posición vertical, desde las nalgas a los hombros, la espalda toma curvatura dirigiendo el ombligo hacia los muslos y el pecho en dirección del suelo, desde los hombros a los codos se busca el contacto con el suelo. Para finalizar, incorporamos cabeza y tronco y lentamente nos tumbamos intentando posar en el suelo la frente y el ombligo a la misma vez. Repetir la postura tres veces.

Nota
No mover los puntos de apoyo durante toda la asana: pies, rodillas, antebrazos y codos; vigilar para que los pies y rodillas se mantengan en contacto; las mano no deben soltar los brazos.

Respiración
Se inspira al elevar el cuerpo y se espira al llevar la cabeza por el interior de los antebrazos; la respiración será abdominal durante la práctica. Se inspira al incorporar el tronco y se espira al tumbarse.

Concentración
En la espalda, clavículas y hombros.

Secuencia
Después de la pinza.

Duración
Tres respiraciones en cada fase de la postura.

Beneficios
Flexibiliza y tonifica la parte alta de la columna vertebral lo que hace que se reducir la cifosis dorsal; abre la articulación del hombro; fortalece el diafragma y tonifica toda la espalda especialmente los nervios y los músculos.

Plano energético
La energía se concentra primero en anahata chakra y cuando se activa este centro, asciende por la columna hasta vishuddhi. La conciencia puede pasearse, combinada con la respiración por la espina dorsal.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir