Tratak - Mirar fijamente

La palabra “tratak” significa: "mirar fijamente" a un punto o a un objeto sin parpadear.
Minimizar las distracciones visuales
En los textos clásicos del hatha yoga se describe tratak como uno de los seis shatkarmas o técnicas de limpieza y actúa como una pasarela entre las técnicas de orientación física y mental las cuales conducen a la más alta conciencia. Cuando la práctica se lleva a cabo centrando la mirada en un objeto externo y hasta que las lagrimas empiezan a correr, es parte del hatha yoga pero cuando se practica con visualización interior es parte de raja yoga.
La percepción visual es la más poderosa indriya (órgano sensorial) del mundo manifestado. El margen de la visión se extiende más allá de todo tipo de dimensión física, pudiendo, con su práctica, llegar a percibir lo que está sucediendo a muchos kilómetros de distancia. Las distracciones visuales que afectan a nuestra concentración y conciencia se deben y se consiguen minimizar a través de esta práctica, desarrollando la habilidad de enfocar la mente en todo momento lo que es muy necesario para las prácticas más elevadas del yoga.
En los Yoga Sutras de Patanjali se dice que aún en los estados más altos de samadhi o meditación hay ciertas impresiones, ideas o experiencias las cuales permanecen en la conciencia y perturban la concentración de la mente. A estas impresiones profundas se las conoce como pratyaya. Cuando las distracciones visuales se paran, somos capaces de experimentar todo el contexto de la mente de una forma tranquila y serena como si estuvieran reflejadas en un estanque o en un lago. Las diferentes formas de tratak también ayudan a canalizar y enfocar las energías pránicas.
Funciones fisiológicas y mentales
Fisiológicamente, tratak remedia las enfermedades de la vista causadas por el nervio óptico, dolores de cabeza, miopía, astigmatismo, los principios iniciales de cataratas y los ojos se vuelven claros y brillantes capaces de ver la realidad más allá de las apariencias. Tratak beneficia, no únicamente los ojos, sino a toda una gama de funciones fisiológicas y mentales, actúa de una forma terapéutica en depresión, insomnio, alergia, ansiedad, problemas posturales, escasa concentración y memoria.
Su efecto más importante es sobre ajna chakra y el cerebro ya que trataka desbloquea la energía inherente en la mente y la canaliza hacia las áreas dormidas de la conciencia. Los resultados finales de esta fijación de la mente tienen un gran poder acentuando la memoria y la concentración. Tratak es un proceso de concentración de la mente y un freno de sus tendencia oscilatorias. Su propósito es hacer que la mente se fije completamente en un punto y que florezca la visión interna. Este punto de concentración de la mente se llama “ekagrata” y lo obstruyen numerosas distracciones; de hecho, las distracciones únicamente ocurren cuando los sentidos se vuelven hacia el mundo externo, lo que produce un derrame de energía. La asociación y la identificación a través de los ojos y la vista es el factor que más contribuye a este derrame.
Cuando continuamente estamos viendo el mismo objeto, el cerebro se acostumbra y para de registrar ese objeto, el hábito coincide con un incremento de ondas alfa indicativas que la atención visual al mundo externo ha disminuido. Cuando las ondas alfa se manifiestan unas áreas determinadas del cerebro cesan de funcionar. La visión no depende únicamente de los ojos sino de todo el sistema óptico, la lente del ojo es únicamente el medio de percepción visual externa. Por medio de esta lente, una imagen se proyecta dentro de la retina, este estímulo excita la retina creando un impulso que vuelve a la corteza visual del cerebro donde se desarrolla una imagen interior. Si cerramos los ojos y con suavidad los presionamos y relajamos veremos destellos de luz no porque la luz entre en nuestros ojos sino porque el nervio óptico ha sido estimulado. Cuando la imagen de un objeto externo se estabiliza en la retina después de un periodo de tiempo, la percepción de la imagen desaparecerá completamente suspendiéndose todos los procesos mentales.
Ejecución
Antes de comenzar el ejercicio es conveniente para preparar los ojos, hacer unos cuantos movimientos con ellos abiertos (giros derecha/izquierda, arriba/abajo y circulares) para dejarlos relajados y evitar que empiecen a lagrimear durante la concentración.
Modos de práctica
Tratak costa de cinco diferentes modos de práctica:

  1. Bahya drishti (tratak externo)
  2. Bahya-antar drishti (tratak externo e interno combinado)
  3. Antar drishti (tratak interno)
  4. Shoonya drishti (mirada en el vacío)
  5. Nirantra drishti (mirada continua)
En tratak externo o mirada externa, los ojos permanecen abiertos y enfocados sobre un objeto estático. Las técnicas de tratak externo incluyen “agochari mudra” (mirada en la punta de la nariz) y “sambhabi mudra” (mirada en el entrecejo). Esta forma de tratak se puede también practicar enfocando la mirada en objetos tales como la llama de una vela, un punto, el sol al amanecer etc... Manteniendo la mirada de esta manera la mente automáticamente se concentra.
Cuando combinamos tratak externo e interno primero se fija la mirada en un punto u objeto por algún tiempo, después se cierran los ojos y se fija la mirada en la imagen o reflexión interior del mismo objeto. Cualquier objeto se puede usar para concentrarse: Un objeto luminoso, la llama de la vela, se usa frecuentemente para principiantes ya que el brillo atrae la mirada, la mantiene y también imprime una clara imagen en la retina la cual se puede ver claramente cuando se cierran los ojos. El método de tratak externo e interno combinado es útil para las personas que no son capaces de desarrollar una imagen mental a voluntad sin una copia externa. Los que pueden crear una imagen estática interior sin la ayuda de un objeto exterior pueden practicar antar tratak sólo.
Tratak interno es el que más conduce a la concentración porque no hay ningún contacto sensorial externo como en las otras dos formas; sólo se debe practicar tratak interno cuando se sea capaz de crear una imagen interior clara y cuando la mente esté razonablemente tranquila y estática; si la imagen interior es vaga o no hay imagen y se practica tratak interno lo más normal es que uno se duerma o que la conciencia se pierda en un juego de pensamientos. La mirada en el vacío puede practicarse cuando uno se haya perfeccionado con tratak interno; a esta práctica se la conoce también como “shoonya drihti”. Shoonya significa "vacío o estado sin forma"; en shoonya dhistri no hay objeto de conciencia. Esta forma de tratak se hace con los ojos abiertos mirando al vacío pero se es incapaz de ver nada porque la mente se ha vuelto hacia dentro.
Objetos de concentración
Nos podemos concentrar sobre cualquier cosa que atraiga naturalmente la atención y mantenga nuestra mirada. Se debe decidir cuál es el mejor objeto y para dar una idea hacemos una lista de los objetos más comunes: la llama de una vela, una cruz, el símbolo del OM, el cielo, el agua, una divinidad, una flor, un punto negro, el sol al amanecer, la luna, una estrella, el shivalingan, la punta de la nariz, el entrecejo, los ojos de otra persona, el símbolo del ying-yang, un yantra, un mandala, la propia sombra, la oscuridad, el reflejo en un espejo, una bola de cristal, el vacío, el reflejo del sol o la luna en agua clara. Se puede escoger cualquier objeto, pero una vez que se ha decidido no se debe cambiar ya que esto hará decrecer la efectividad de la práctica. Si se desarrolla la conciencia de un objeto en particular y repentinamente se cambia, se deberá empezar desde el principio hasta que se asimile el nuevo objeto.
Propósitos de las prácticas
Tratak desarrolla el poder de la concentración dirigiendo la energía conscientemente hacia un punto, hacia un foco de atención y esta práctica automáticamente conduce a la meditación e incluso, los principiantes podrán tener experiencias al cabo de poco tiempo de la práctica. Hay una práctica llamada chaya upasana (mirar a la sombra), que despierta las facultades de clarividencia, telepatía y telequinesis; por medio de la lectura del aura se puede conocer con antelación la hora de la muerte, un peligro inmediato, etc...; hay ciertas formas de trataka que se usan para detectar objetos perdidos o robados, y para curar.
Pautas
Tratak se puede hacer a cualquier hora aunque la mejor es entre las cuatro y las seis de la mañana; es más efectivo cuando se practica con el estómago vacío y debe hacerse en absoluto silencio. Si se quiere llegar más profundamente dentro de la mente, tratak debe practicarse a última hora de la noche, antes de irse a la cama y antes de japa o meditación. Si hay un incontrolable fluido de pensamientos durante la práctica de tratak se puede añadir a la práctica mantra japa al mismo tiempo. Tratak es una práctica que produce calor por lo tanto es conveniente no hacerla conjuntamente a otras prácticas que produzcan también calor, como por ejemplo suryanamaskara; después de la practica si se hace meditación, el cuerpo se refrescará.
Si se practica tratak con el sol del amanecer nunca se le debe mirar fijamente, ya que es dañino para los ojos y puede producir cataratas, si miramos el reflejo del sol en agua clara no debe de haber viento; se debe ser cuidadoso si se practica tratak sobre un objeto de metal ya que pueden producirse reflejos, siendo perjudicial para los ojos. Se debe practicar en una posición lo más estática posible; se puede uno sentar en una silla o en sukasana pero lo mejor es practicarlo en sidhasana o padmasana. Cuando la practica comienza se debe parar cualquier tipo de movimiento del cuerpo.
Tanto en tratak interno como externo los ojos no deben ni parpadear ni moverse, la total inmovilidad de los globos oculares y de los parpados es esencial para alcanzar claridad en la imagen interior y si se siente cansancio en los ojos se puede imaginar que se respira a través del entrecejo interno desde ajna chakra. Cuando se cierran los ojos y se mira a la imagen se debe continuar al mismo tiempo con la conciencia de la respiración a través del entrecejo. La mente debe enfocarse sobre el objeto y la imagen y si la mente empieza a vagabundear o a pensar acerca de otras cosas se la volverá a atraer al objeto de la concentración; si se usa la llama de una vela deberá estar oscuro y sin corrientes ya que la llama de la vela no debe parpadear; se debe colocar en un sitio firme por debajo de el nivel de los ojos y a la distancia de un brazo; si es un punto negro o cualquier otro objeto deberá estar al mismo nivel de los ojos y haber buena luz; si se hace sobre el cristal la luz deberá ser mortecina. Tratak se debe practicar sin gafas o lentes de contacto; si la visión es defectuosa la posición del objeto estará de forma que se vea bien, que no se vea ni doble ni borrosa, mirando el objeto de una forma relajada, natural, sin abrir excesivamente los ojos, sin forzar la vista, suprimiendo todo parpadeo.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir