Sheetkari Pranayama - Respiración Silvante


El pasaje psíquico de la respiración es imaginario , pero la respiración síquica no lo es. La conciencia más una cierta energía se sincroniza con el ritmo natural de la respiración. Cuando estas tres cosas: conciencia, energía e imaginación se sincronizan es la respiración síquica.

A) Introducción:
Hay ciertas prácticas de pranayama especialmente dirigidas a calmar el cuerpo y la mente mientras incrementan simultáneamente la capacidad pránica y el control consciente de las interacciones de la mente-cuerpo-prana. Esta forma particular de pranayama estimula de una manera predominante el sistema nerviosos para simpático y por otra parte básicamente relaja y/o conduce la conciencia hacia el interior, alguno de ellos hace aumentar la sensibilidad síquica mientras otros tienen un gran efecto sobre la refrigeración del sistema respiratorio.

Normalmente estas técnicas se practican después de equilibrar el sistema nervioso simpático y parasimpático y del fluido del aire a través de ambas fosas sin embargo la mayoría de las prácticas tranquilizantes de pranayama se hacen a través de ambas fosas al mismo tiempo o a través de la boca .

Nota:
Las personas muy sensitivas o introvertidas no deben practicar estas técnicas ya que ellas experimentan mucha dificultad en controlar el incremento de mana SHAKTI o energía mental.

Este pranayama tranquilizante se caracteriza por la emisión de una especie de silbido que se realiza aspirando el aire por la boca, los dientes de arriba y los de abajo juntos y ligeramente apretados, sin tocar las paredes bucales. Los labios abiertos y bien separados. La lengua situada detrás de los dientes.

Etimología:
Sit: forma de emisión del sonido. Kari: aquello que produce. Pranayama: respiración. Respiración silbante.

Práctica:
*
Posición de pranayama: la postura de padmasana o sidhasana
* Tomar conciencia de la respiración e interiorizarse durante unos instantes.
* Inspirar el aire lentamente por la boca, por los espacios interdentales emitiendo el sonido silbante y oyéndolo producirse.
* Cerrar la boca al final de la inspiración y aplicar Jalandhara bandha y Mula bandha. Retener el máximo tiempo posible confortablemente.
* Al final del kumbhaka, relajar Mula, y elevando la cabeza Jalandhara, para espirar lentamente por la nariz.
* Repetir varios ciclos. No forzar el Kumbhaka y si es necesario respirar relajadamente entre dos ciclos.

Nota:
Practicar todo este proceso de manera gradual; primero con cortas retenciones y bandhas y más tarde ampliando las retenciones o kumbhakas. Progresar pacientemente según las relaciones (1:1:2, 1:2:2, 1:3:2, 1: 4: 2...)

Beneficios:
Refresca el cuerpo. Armoniza el sistema endocrino, regulando las secreciones hormonales de los órganos genitales.
Calma el sistema nervioso y reduce los procesos mentales. Induce fuerza y atracción.

Técnicas de Hatha Yoga
Sentados en posición de meditación confortable los ojos cerrados, juntar los dientes superiores e inferiores y separar los labios tanto como sea posible, doblar la lengua hacia atrás de manera que presione contra el área interna de los dientes centrales; la lengua debe de estar relajada no tensa; inhalar con fuerza a través de los dientes cerrados, sintiendo el sonido silbante, sentir el aire fresco pasando por los lados de la lengua hasta la garganta. Después de inhalar cerrar la boca, relajar la lengua y exhalar a través de las fosas nasales.

Técnica de kundalini yoga
Esta práctica empieza lo mismo que la versión de hatha yoga. Sentados en posición de meditación confortable los ojos cerrados, juntar los dientes superiores e inferiores y separar los labios tanto como sea posible, doblar la lengua hacia atrás de manera que presione contra el área interna de los dientes centrales; inhalar con fuerza a través de los dientes cerrados, sentir el aire fresco pasando por los lados de la lengua hasta la garganta.

Después de inhalar cerrar la boca, relajar la lengua y hacer kumbhaka interno, manteniendo la respiración tanto tiempo como sea confortable, relajando el diafragma. Antes de exhalar poner la mano derecha en la fosa nasal izquierda y cerrarla, exhalando a través de la fosa derecha y descendiendo la mano.

Duración:
Empezar con 9 vueltas e ir incrementando lentamente hasta 60. Esta técnica se puede practicar como un equilibrio contrario a los pranayamas que producen calor o simplemente para refrigerar y relajar el sistema.

Precauciones:
Respirar a través de la nariz es una norma general en las practicas de yoga porque la nariz calienta y limpia el aire antes de que entre en los delicados pulmones. Cuando se respira a través de la boca, se elimina este proceso de acondicionamiento, por lo tanto no practicar los pranayamas refrigerantes con tiempo frío o en los lugares contaminados.

Efectos Fisiológicos:
Los efectos fisiológicos de esta práctica es el efecto de refrigeración que tiene lugar. Hay muchos vasos sanguíneos en la boca y debajo de la lengua; la lengua, por ella misma, está llena de sangre y ésta es la más directa forma de refrigerar el cuerpo porque la sangre hace que cuerpo se caliente, es el asiento de pita, por lo tanto refrigerando la sangre en la boca y en la lengua, esta sangre refrigerada circulara por el resto del cuerpo.

A través de esta práctica, se controla el desarrollo sobre los mecanismos que regulan la temperatura en el cerebro, aprendiendo a regular el calor y el frío en el cuerpo. En ujjayi, una suave fricción se produce la cual calienta el cuerpo mientras que con la practica de sheetkari hay un efecto refrigerante.

Esta práctica deben practicarla con cuidado aquellas personas que su temperatura corporal sean muy baja. Cuando se hace en pranayamas mayores si el calor sube excesivamente uno puede ser capaz de descender la temperatura y si esta desciende demasiado en alguna meditación se será capaz de calentar el cuerpo de nuevo; por lo tanto estas técnicas son para a prender a controlar y regular el sistema de temperatura.

Observando los beneficios de esta técnica, se debe mencionar que se adquiere control sobre el sueño, el letargo, la sed y el hambre. Esos efectos son posibles debido a la activación del nadi pingala que tiene lugar debido a la exhalación a través de la fosa derecha y al mismo tiempo refrigerando y bajando la temperatura corporal lo cual automáticamente activa ida.

Un exceso de ida tenderá hacia un estado de letargo. Esto se equilibra por la exhalación a través de la fosa derecha y la fuerza que se crea en el momento de la exhalación lo que hará que se active pingala. Por lo tanto con la activación de pingala la cual equilibra la introversión de los sentidos se produce el descenso de la temperatura corporal y con la introversión de los sentidos y la refrigeración del cuerpo hay una tendencia a relajarse más profundamente y a dormirse que es la tendencia contraria a este ejercicio.

El segundo punto que se menciona es referente a la sed. Mientras se practica es esta técnica las glándulas salivares se activan y la saliva fluye copiosamente. Respirar este aire humedecido produce más jugos en las células y en los tejidos y ayuda a regular el fluido corporal. Siendo el calor del cuerpo el que hace evaporar la humedad. Al descender la temperatura física, hay una tendencia a retener más fluido en el cuerpo.

Sheetkari se practica durante largo tiempo, el frescor que se experimenta en la lengua y en la garganta evita que ésta se quede seca. Uno de los síntomas de sentir sed es sequedad en la garganta, esto no quiere decir que uno no necesite tomar agua pero la sequedad no se sentirá. No se puede estar durante mucho tiempo sin beber; en los textos de hatha yoga se dice que se debe practicar un mínimo de 50 vueltas para que el calor y la parada de fluidos no deshidrate el cuerpo.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir