Swami Tilak



Swami Tilak, nació en Delhi en el año 1.929, fue el único hijo de un matrimonio acomodado; siendo aún muy joven su padre enfermó y no pudiendo trabajar, tuvieron que trasladarse a Kasganj para poder subsistir con la ayuda de unos amigos.

Acostumbraba a leer vida de santos, por consejo de su padre y eso formó su destino; desde sus días de estudiante tuvo fama de buen orador.

Tomó parte, de una forma muy activa, en los acontecimientos que sacudieron a la India después de su división con Pakistán y de la muerte de Ghandi, lo que le llevó a la cárcel en varias ocasiones.

Cuando salió, dio clases particulares para costearse los estudios consiguiendo, después de graduarse, un premio literario y en 1954 llega a ser el editor de un semanario hindú.

En 1957, decidió seguir el camino espiritual, derramando la luz de su saber sobre todos los que sufrían y nunca aceptó otra cosa que alojamiento y comida; jamás acumuló dinero, propiedad alguna ni aceptó ningún tipo de regalos.

Pocos años más tarde conoció a su maestro espiritual y con él siguió hasta que, en el año 1.968, le envió al extranjero en “Misión de Luz”, en un viaje que le tomaría el resto de su vida, difundiendo su mensaje sobre los más altos valores de la vida, ideas de fraternidad universal y amor divino.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir