Ramana Maharshi


Ramana Maharshi, nacido en 1.879, en el extremo sur de la India, fue uno de los grandes místicos contemporáneos del hinduismo, y muy concretamente del jnana-yoga. Su obra se sitúa dentro de la más pura tradición Advaita, conciencia de la no dualidad y su enseñanza ha trascendido enorme-mente.

Ramana Maharshi no instruía a sus devotos a pensar en los problemas, sino a disolver los pensamientos, a liberar la mente de preocupaciones irrelevantes, a ensanchar la individualidad hasta el Infinito.

Esa enseñanza, a menudo, consistía en una mera irradiación desde el silencio. Todos cuantos le conocieron coincidían en ello: su sola presencia llenaba a sus visitantes de energía.

Sri Ramana es un auténtico hijo de su tierra india; auténtica y completamente excepcional. En la India, él es el punto más blanco de un espacio blanco.

Su vida y sus enseñanzas no sólo son importantes para el hindú sino también para los occidentales ya que no sólo configuran un documento de gran interés humano, sino también un mensaje de advertencia, dirigido a una humanidad que corre el riesgo de perderse en el caos de su inconsciencia y de su falta de control.

Al final de su vida fue a establecerse en Arunachala, donde dejó su cuerpo en el año 1.950.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir