Padadiransana - Equilibrio respiratorio



Swara es el fluido de la respiración en las fosas nasales. Podemos observar fácilmente que fosa está fluyendo, bloqueando una y otra alternativamente y notando en cual se produce el fluido más fuerte.

Durante la oscilación natural entre las fosas derecha e izquierda, - los nadis ida y pingala - existe un equilibrio respiratorio durante pocos minutos. Sin embargo, este periodo puede extenderse alterando la fuerza de la respiración en las fosas hasta que se igualen.

Aunque el cuerpo y la mente tienen sus propios mecanismos de autorregulación, las siguientes técnicas son un método práctico para manipular el fluido respiratorio (por ejemplo, en caso de un constipado severo, cuando una de las fosas está taponada) y llevar a cabo su equilibrio. De forma alternativa podemos incrementar el fluido en cualquiera de las fosas, dependiendo de que necesitemos más Prana Shakti (fosa derecha – energía vital o solar) o Manas Shakti (fosa izquierda – energía mental o lunar)

Durante la salida y puesta del sol, una u otra de las fosas nasales están claramente dominante, dependiendo de la fase de la luna. Durante ese periodo de tiempo de intensa actividad respiratoria, no es conveniente alterar el fluido respiratorio.

Técnica 1- Cambiando el fluido en las fosas.
Sentados en vajrasana (sobre los talones), con el cuerpo derecho y la cabeza equilibrada.
Si la fosa izquierda es la dominante, y deseamos incrementar el fluido en la fosa derecha, colocar la mano derecha debajo de la axila izquierda con el pulgar hacia afuera, la mano izquierda descansa sobre el muslo izquierdo en chin mudra (índice y pulgar en contacto formando un anillo).
De forma alternativa, para incrementar el fluido respiratorio en la fosa izquierda, colocar la mano izquierda debajo de la axila derecha.
Mantener los ojos cerrados, respirar naturalmente llevando la conciencia a la respiración a través de las fosas. Permitir que el peso del brazo cree la presión necesaria en la axila (no se necesita que la presión sea excesiva).
Permanecer en esta posición el tiempo que sea necesario hasta que el fluido de la respiración haya cambiado de fosa (entre cinco y diez minutos aprox.). Esta técnica se puede hacer también tumbados sobre el lado derecho o el izquierdo.

Técnica 2ª. Equilibrando el fluido en ambas fosas.
Sentados en vajrasana (sobre los talones), con el cuerpo derecho y la cabeza equilibrada. En esta práctica debemos mantener cada mano debajo de la axila contraria con los pulgares hacia fuera, los ojos cerrados, respiración normal con la conciencia en las fosas nasales.
Continuar en esta posición durante diez minutos. Para propósitos espirituales podemos extender ese periodo de tiempo

Técnica 3ª. Puntos de Acupuntura.
Podemos practicar esta técnica en cualquier posición. Se utiliza la presión sobre un punto de acupuntura localizado en la parte carnosa entre los dedos pulgar e índice. Este punto de acupuntura conocido como el meridiano del intestino grueso, pasa a través de este punto a la fosa nasal del mismo lado de la mano.
Debemos presionar en esa zona de la mano hasta que encontremos el punto exacto que notaremos al hacer presión por una ligera sensación dolorosa.
Para abrir la fosa derecha, presionar el punto en la mano derecha y viceversa. Mantener esa presión o dar un suave masaje en ese punto entre cinco y diez minutos.
Asanas, pranayama, mudra, bandha
Sw. Satyanada Saraswati
Bihar School of Yoga

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir