Shalabhasana - Postura del Saltamontes


"Shalabha" significa saltamon-
tes o langosta.
Esta postura recibe su nombre de la forma que toman los brazos en la postura, que evoca las patas del insecto y su agilidad.

Técnica: Incluye varios grados de dificultad creciente:
I - Ardha Shalabhasana (medio saltamontes)
Posición de partida: tumbados boca abajo con las piernas juntas y extendidas; apoyar la barbilla en el suelo, si se comprime demasiado la nuca apoyar la frente; los brazos estirados a lo largo de los costados con las palmas pegadas al suelo a la altura de las caderas; los codos quedan flexionados imitando las patas de un saltamontes.
Inspirando, estirar la pierna derecha y elevarla lentamente lo más alto posible, sin doblar la rodilla; mantener la pierna izquierda en el suelo; no desplazarse hacia el lado izquierdo; las manos ayudan y estabilizan la elevación, espirando, bajar la pierna lentamente; dejar que la respiración se normalice y realizar el ejercicio con la otra pierna.

II - Shalabhasana (saltamontes completo)
Posición de partida igual que técnica I. Colocar los puños y antebrazos juntos debajo de la pelvis; los dedos de las manos pueden estar entrelazados; los brazos muy estirados y los codos muy próximos entre sí. La palanca que forman los brazos te permitirá hacer más fuerza durante el ascenso.
Inspirando, presionar con los brazos contra el suelo y levantar lentamente ambas piernas, juntas y estiradas, tan alto como sea posible; la acción de los brazos es ayudada por la contracción de los muslos, los glúteos y los músculos de la zona lumbar y dorsal. Mantener la postura final por un periodo de tiempo cómodo; espirar mientras retornas lentamente a la posición de partida.

Nota: Evitar doblar las rodillas, separar las piernas o hacer sobre esfuerzos. No permitas que la barbilla o los hombros se despeguen del suelo. Si eres muy flexible, podrás acentuar la postura elevando completamente el abdomen del suelo y llevando los pies a la cabeza.

Respiración: En esta variante se inspira profundamente antes de elevar las piernas, se retiene durante la postura y se espira durante el descenso.

Duración: El ejercicio completo puede ser repetido de 2 a 5 veces.

Contrapostura: Padahastasana (pinza de pie), paschimottanasana (pinza)

Concentración: Llevar la atención a la zona baja de la espalda, el estiramiento del abdomen o también en el corazón

Contraindicaciones: Abstenerse las personas que padezcan de úlcera péptica, hernias, problemas de hipertensión, renales y desplazamiento de discos intervertebrales.

Beneficios: Flexibiliza la columna vertebral y tonifica la parte pélvica gracias a la afluencia de sangre en la región inferior de la columna vertebral; fortalece la musculatura del abdomen, la región lumbar y los brazos.
Estimula el apetito, actúa benéficamente sobre los órganos abdominales especialmente sobre el hígado y los riñones, regula las funciones del intestino y el páncreas, alivia los trastornos gástricos, la flatulencia, la vejiga urinaria y la próstata; mejora la función cardiaca; tonifica el nervio ciático. Comunica una sensación de fortaleza, ligereza y energía.
En esta asana la sección parasimpático del sistema nervioso se estimula en dos puntos:
1º) A nivel de los hombros, se tonifica al nervio vago gracias a la presión que el suelo ejerce sobre la parte superior de los hombros
2º) La zona pélvica del sistema parasimpático se estimula por la contracción de los músculos sobre la parte inferior de la espalda.

Plano energético: Estimula la energía vital-sutil Kundalini. El centro que activa es swadhistana chakra.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir