Koshas (envolturas)

La palabra “kosha” se traduce del sánscrito como: estuche, funda, vaina... Una traducción, quizá más próxima a la teoría Vedanta, es la de considerar los koshas como capas, revestimientos interpuestos entre el hombre y su verdadera naturaleza, el Yo (Atma).

Los cinco koshas forman una unidad indivisible, que se influyen mutuamente e interactúan como un todo. Cada envoltura realiza sus funciones propias y está más directamente relacionada con algún nivel de experiencia.

Anamaya kosha - Cuerpo físico
Está compuesto de huesos, sangre, etc. y conforma la manifestación más densa del ser humano; se alimenta del prana (energía) más burdo en la forma de comida, agua, aire, aunque depende fundamentalmente de los pranas más sutiles, pertenecientes a otras envolturas. Es la única kosha donde se encuentran todas las demás y sin ella no sería posible la manifestación del hombre en el plano terrestre. Algunas de sus características son: el hambre, la sed, el desgaste y la muerte. Está relacionado con la dimensión consciente de la mente o estado de vigilia.

Pranomaya kosha - Cuerpo energético o pránico
Constituye su ser vital y es una réplica energética del cuerpo físico, al cual da vida y sostiene. Esta envoltura consiste en un sistema de corrientes pránicas (nadis) perfectamente organizadas y que pueden ser dirigidas por la mente, actuando el prana como vehículo de la consciencia. El prana que sustenta este kosha existe como luz-energía, que puede ser absorbida y utilizada por las otras envolturas.
Está asociado a las dimensiones consciente y subconsciente de la mente y actúa como vínculo entre el cuerpo físico y el cuerpo mental. Tanto annamaya como pranamaya kosha se disuelven después de la muerte, aunque pranamaya subsiste, organizado, durante algunos días, para luego reintegrares a su fuente cósmica.

Manomaya kosha - Cuerpo mental
Está constituido por los cinco órganos de la percepción: oído, tacto, vista, gusto y olfato (gñanendriyas), Los cinco órganos de la acción: facultades del habla, aprehensión, movimiento, generación y excreción (karmendriyas) y el pensamiento (manas). Es también el asiento de las emociones y los sentimientos. Su naturaleza es más sutil que la de pranamaya kosha. Manomaya registra los fenómenos externos e internos y realiza la función del pensamiento. Trabaja con los datos que le suministran los órganos de los sentidos (gñanendriyas) y con la información almacenada en la memoria (chitta).
Se encarga de transmitir las experiencias y percepciones del mundo exterior al cuerpo psíquico (vigñanamaya kosha) y de comunicar las influencias de los koshas superiores a los inferiores. Sus órdenes ponen en marcha las energías del cuerpo energético (pranamaya kosha) y estas se manifiestan en las acciones del cuerpo físico (annamaya kosha). Forma parte del cuerpo sutil (junto con pranamaya y vigñanamaya) y su actividad predomina durante el estado de sueño con ensueño (swapna o nivel subconsciente).

Vigñanamaya kosha - Cuerpo psíquico o intuitivo
Es la primera desidentificación de Jivatman (el ser o manifestación de Brahman en el hombre) y se dice que por su proximidad al Ser (Atman), posee el reflejo de su luz, el reflejo del conocimiento puro. Vigñanamaya kosha es la envoltura de Conocimiento o Consciencia y está constituido por buddhi, el principio discriminador, la inteligencia que evalúa, determina y decide. Es también la sede del ego (ahamkara), el principio de individualidad que nos hacen sentirnos separados y diferentes de los demás. Vigñanamaya kosha está en contacto con el mundo exterior a través de los tanmatras (principios de los cinco sentidos, contraparte sutil de los tattwas:

  • Shabda tanmatra: sonido, esencia sutil del elemento éter (akasha tattwa).
  • Sparsha tanmatra: tacto, esencia sutil del elemento aire (vayu tattwa).
  • Rupa tanmatra: forma y color, esencia sutil del elemento fuego (agni tattwa).
  • Rasa tanmatra: sabor, esencia sutil del elemento agua (apas tattwa).
  • Gandha tanmatra: olor, esencia sutil del elemento tierra (prithivi tattwa).
En vigñanamaya se experimenta la consciencia del yo (yo soy consciente de que soy consciente). En esta envoltura residen las facultades superiores de la mente. Vigñanamaya kosha y manomaya kosha constituyen los que generalmente entendemos como psiquismo y mente. Son dos aspectos de la misma cosa, y junto con pranamaya kosha, conforman el cuerpo. Actúa como nexo entre el cuerpo sutil y el cuerpo causal, así como entre las dimensiones subconsciente e inconsciente.

Anandamaya kosha - Cuerpo causal
Es la envoltura de bienaventuranza o felicidad que da origen a los demás koshas. En anandamaya se transciende el conocimiento intuitivo y se experimenta la dimensión trascendental del ser humano donde no existen ni el tiempo, ni el espacio ni la individualidad y está relacionado con la dimensión inconsciente de la mente. Se habita, en esta envoltura, durante el sueño profundo (sushupti), cuando no hay consciencia del cuerpo (cuerpo denso) ni de la mente (cuerpo sutil). Esta constituido por la sustancia más pura de Prakriti (materia primordial) y en su centro reside el Ser o Atman. Esta envoltura acompaña al hombre hasta la liberación final, momento en el que el Atman retorna a su fuente cósmica (Paramatman o ser Universal).

La naturaleza del Atman es Satchitananda; existencia, conocimiento y bienaventuranza.
  • “Sat” - existencia: el Ser permanece inmutable sin sufrir ninguna modificación durante los tres estados (jagrat, swapna y sushupti) ni por el paso del tiempo (pasado, presente y futuro). El Atman está más allá de las limitaciones del cuerpo-mente y por tanto del espacio y del tiempo que son creación de la mente.
  • “Chit" – conocimiento: el Ser es Consciencia Pura y permanece como un testigo durante todos los estados de la experiencia.
  • “Ananda" – bienaventuranza: el Ser permanece en estado constante de bienaventuranza.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir