Hatha Yoga



El vocablo “hatha” proviene de las raíces "ha" y “tha” (sol y luna) y se refiere a las dos cualidades, solar y lunar del fluido o prâna vital del cuerpo: es el equilibrio entre la respiración solar - fosa nasal derecha y la respiración lunar - fosa nasal izquierda (unión de las energías prana y apana)

Fueron los adeptos al Tantrismo los que iniciaron la visión dinámica del universo, creando una nueva actitud hacia el cuerpo humano y la existencia física en general.
Dentro del Tantra, el movimiento Siddha utilizó técnicas que constituyeron mas adelante la “cuna” del Hatha Yoga.
Concretamente, la tradición hindú asocia la creación del Hatha Yoga con Goraksha Nâtha y su maestro Matsyendra Nâtha, (siglo X d.C.)

Existen diversos textos sobre el Hatha Yoga: el Hathayogapradipika, el Gherandasamhita y el Shiva Samhita, los cuales tratan del fortalecimiento y la purificación del cuerpo físico; los nadis en el cuerpo sutil; las asanas para estimular las glándulas, vitalizar el sistema nervioso y lograr un desarrollo psicofisiológico pleno, utilizando el cuerpo y la mente como instrumentos de evolución espiritual; el pranayama que regula la respiración para alcanzar el dominio de la energía vital que opera en el cuerpo y ayuda a controlar la mente; los métodos de limpieza y purificación o kriya y la aplicación de gestos (mudras) y bandhas (cierres o llaves), siendo una de sus finalidades la de despertar la energía en estado latente: kundalini.

Además de los Yoga Upanishads, otras obras atribuidas a Goraksha, son: el “Goraksha Paddhati, el Goraksha Shataka, el Goraksha Samhitâ, el Hatha Dîpikâ, el Jñâna Amrita, el Amanaska Yoga, el Amaraugha Prabodha y el Yoga Mârtanda”.

El shat-anga yoga o ‘yoga de los seis pasos’ de Goraksha
especifica:

* asanas (posturas físicas)
* prana-samrodha (control de la energía vital)
* pratyahara (recogimiento sensorial, introspección)
* dharana (concentración)
* dhyana (meditación)
* samadhi (integración)

Gorashka eliminó dos de los pasos de Patañjali: los yamas (prohibiciones: no violencia, veracidad, no robar, celibato, desapego) y los niyamas (preceptos: la limpieza, la tranquilidad, la automortificación, el estudio de los Vedas y la devoción a Dios), que eran de origen védico.
A partir del año 1100 el hatha yoga fue practicado por el shivaísmo kashmir propio del Himalaya, así como por el budismo (especialmente vajrayana, tantrayana y mahayana, que se difundió en el norte de la India, Nepal, Tibet y Cachemira).

Después de Goraksha existió otro maestro, llamado Chitamani, que escribió el Hatha Yoga Pradipika siglo XIV (dividido en cuatro capítulos y 389 versos). Swatmarama (Chitamani) unió el hatha yoga de Goraksha con el ashtanga yoga de Patanjali, pues consideraba que ambas eran disciplinas parecidas.

Seguidor de Goraksha y Chitamani, otro maestro importante de hatha yoga fue Gheranda, cuyo discípulo Chanda Kāpāli escribió el Gheranda Samhita (s. XVII)). En ese tratado introduce otro estilo llamado Sapta-anga Hatha Yoga (hatha-yoga de los siete pasos) y elimina dharana (concentración), dando prioridad a dhyana (meditación)

En la actualidad el Hatha Yoga tienes diferentes estilos: B.K.S. Iyengar, Vishnudevananda, Pattabhis Jois, etc…, han agregado a este método estilos y técnicas diferentes que le proporcionan más dinamismo y energía.

  © 2011 Eva Quevedo Ruiz

Subir